Grandes Viajes Manbos
INDIA pág. 5/6  
LA INDIA, ALEGRÍA Y COLOR
por Ana Vara Vargas, fotos de David Santiago

...
EL VASTO ANFITEATRO DEL GANGES

Para apreciar la magnificencia de las orillas del río Ganga -como aquí llaman al Ganges-, en Varanasi, hay que llegar al amanecer. A medida que nos acercamos, decenas de personas van surgiendo de las callejuelas y entran en las vías principales para unirse en los ghats –las escalinatas que bajan al río-. Cada devoto lleva algo –una cestita de flores, unas velas, una muda de ropa…- . Para ellos, nada hay más importante que sentirse envuelto en el regazo de la madre Ganga y ponerse a los pies del dios Vishvanath cuyas bendiciones deben consagrarse cada día. Bañarse en ella o beber su agua trae la salvación de hasta la séptima generación. Y el momento en que las cenizas de un muerto tocan su agua, su alma es transportada al cielo. Las congregaciones se van agrandando con el paso de los minutos. Los fieles cogen agua y la llevan a su frente en señal de reverencia y después se sumergen en sus aguas. Hombres con ropas alegres, mujeres con saris de distintos colores -el rosa, azul y amarillo del norte de la India, el índigo, púrpura y naranja del sur, los blancos de borde rojo de Bengala-, personas de distintas comunidades y castas, campesinos analfabetos, brahmanes eruditos, una viuda vestida de blanco, una pareja recién casada. Todos se bañan juntos, hacen abluciones, cantan el Gayatri mantra para invocar al sol, presentan sus respetos a la Fuerza Superma y al río que es la fuente de vida.

Las hogueras arden a todas horas en los ghats de Manikarnika y Jalsain y las altas llamas, el humo espeso y negro y las pilas de leña casi oscurecen la vista del río. La muerte en Benarés no es ocasión de dolor. Merece una celebración por liberar al ser del ciclo de la reencarnación.

Con los últimos rayos de sol, los brahmanes ejecutan los ritos de la tarde con extremada concentración ya que cualquier error de palabra o entonación será un obstáculo en su comunicación con el Absoluto. La vida y la muerte van mano en mano en Benarés.
A medida que oscurece, los devotos se dirigen hacia el templo de Vishvanath para atender la ceremonia del árti. En los ghats, los sacerdotes preparan la lámpara de 101 mechas para ofrecer el árti al Ganges. Entre una estridente salmodia de palabras sagradas, el resonar de caracolas y campanas y gritos de ‘gloria a la madre Ganga’ y ’gloria a Siva’, se honra a los dos dioses protectores que han sostenido a la ciudad más sagrada de la India durante tantos siglos.

El ambiente de Varanasi responde ampliamente a todo tipo de búsquedas, desde lo espiritual hasta lo comercial. Las leyendas y supersticiones, el romance y la realidad son parte integral de la vida. Así es Varanasi, la eterna, brillante y bella, pero sobre todo intensamente vital.

...
  India
India
India
Página anterior   Página siguiente
pág. 5/6 

 

 






www.manbos.com
Todas las fotografías expuestas en las galerías son Copyright de su autor. Está prohibido utilizar cualquier fotografía para su exhibición o impresión en temas comerciales o privados sin permiso expreso de su autor.

Copyright 2001-2019 MANBOS